×
Terrazas de Belgrano Cabañas

El Valle de Calamuchita es tierra de descubrimientos y experiencias activas en la naturaleza, ofrece paisajes diversos y un excelente clima durante todo el año. Su variada geografía de sierras, valles, llanuras, ríos y lagos, y los muchos y diversos paisajes que se presentan en el territorio, nos invitan a gozar de la naturaleza a través de prácticas activas en directo contacto con el medio natural.

Los ambientes naturales protegidos constituyen un fuerte atractivo para los amantes de la observación de aves. Debido a que en la provincia existen variados ambientes y condiciones climáticas, esto permite el desarrollo de distintos tipos de vegetación, situación que determina la gran diversidad de avifauna que presenta la región.

Para los más exploradores y aventureros, nuestro pueblo regala la posibilidad de realizar excursiones a caballo, ya sea a paso lento o al trote, recorriendo caminos y senderos, cruzando el río y viviendo una experiencia inolvidable en convivencia con la naturaleza.

En cada uno de los Valles de la provincia de Córdoba se ofrecen diversas modalidades y actividades de turismo activo.

Las cabalgatas son una opción para sumergirse en la naturaleza, como también lo es practicar escalada. El trekking y el senderismo son una fascinante manera de descubrir los increíbles paisajes y se puede practicar en todos los rincones cordobeses.

Los senderos de las Sierras Chicas por ejemplo nos conducen a través de una reserva natural de intensos verdes, donde reinan la zarzamora y los zorzales. Se trata de un paseo natural que ofrece una caminata por el arroyo entre intensa vegetación autóctona y montañas. La primera parada es una pequeña olla de agua para continuar hasta un punto más alto con hermosas vistas del pueblo y alrededores llamado Cerro Mirador.

Los amantes del mountain bike surcan senderos con diferentes grados de dificultad y podrán realizar un completo recorrido de varios días en el marco del paisaje de la Sierra Grande y las pampas de altura, en un camino de alto valor geológico y paisajístico.

Los ríos y lagos de Córdoba son un paraíso para el pescador, un desafío digno de emprender. La Pesca es una de las actividades que pueden practicarse durante todo el año gracias a un clima favorable y a los recursos naturales privilegiados que posee.

Los amantes del golf encuentran una propuesta ideal y variada. Las inclinaciones naturales del terreno, propias de la geografía cordobesa, dotan a los campos de interesantes ondulaciones, que se traducen en desafíos para los jugadores.

Pero cuando se habla de diversión plena, no se refiere solamente a las playas y las aguas cristalinas presentes tanto en arroyos como en lagos, lagunas y diques, sino también a la práctica de los osados deportes náuticos. Son variados y van desde el windsurf, wakeboard, kitesurf, a la navegación a vela en general. Los más atrevidos podrán demostrar sus habilidades conduciendo motos de agua, o balancearse impulsados por una lancha realizando ski acuático.

Si no se atreve a desafiar las aguas de una manera extrema, dentro de los deportes náuticos, podrá realizar paseos en lancha, bote o velero.
La propuesta se extiende al canotaje, kayak y demás deportes de remo.

Practicados en un marco natural imponente y de real belleza, los deportes náuticos poseen un atractivo diferente y superior, haciéndolos verdaderamente tentadores.

El Aeroclub de Villa General Belgrano tienta al desafío con vuelos de bautismo e invita a la consecuente conquista de una postal magnífica donde puede contemplarse el valle, los ríos, las montañas y lagos.

Las experiencias overland 4×4 se vuelven vertiginosas travesías que se pierden en los lugares menos explorados de la región. Se pueden planificar excursiones de cortas y largas distancias por terrenos altamente diferenciados.

El vino en Córdoba permite disfrutar de una experiencia única que combina bellos paisajes serranos, viñedos para recorrer y tradicionales bodegas y cavas para degustar excelentes varietales. El Camino del Vino invita a descubrir los diversos valles turísticos y a deleitarse con la vitivinicultura local. De notable calidad, los vinos cordobeses resaltan cada vez más a nivel nacional, y son reconocidos y premiados a nivel internacional. En sus viñedos, destaca el Malbec, Cabernet Sauvignon, Pinot Noir e Isabella (frambua), entre otros. En el Valle de Calamuchita se destacan las Bodegas Las Cañitas, Familia Furfaro, Atos Pampa y Vista Grande.